Movimiento Social Republicano    
Movimento Sociale Repubblicano      
Mouvement Social Républicain  
Republikanische Gesellschaftliche Bewegung  
Republican Social Movement

NOTA DE PRENSA

Domingo 12 de marzo de 2006
Número NP002/06

ANTE LA MUERTE DEL PRESIDENTE DE SERBIA, SLOBODAN MILOSEVIC

El Movimiento Social Republicano - MSR lamenta la muerte del Presidente de la República Federal de Yugoslavia, el patriota socialista Slobodan Milosevic, en una celda del denominado Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Dicho tribunal puede apuntar ya, entre sus méritos, lo que es un auténtico “asesinato inferido”, pues sólo así puede definirse lo que ese ente y su fiscal jefe, la inefable Carla del Ponte, han hecho con Milosevic desde que fuera hecho prisionero político el 26 de junio de 2001.

Casi cuatro años de juicio tuvo que aguantar la precaria salud de Milosevic. Más de 24 interrupciones sufrió el “juicio” provocados por el empeoramiento del estado físico del Presidente Milosevic sin que el tribunal se cuestionara, en ningún momento, su cruel comportamiento, contrario a toda la tradición humanitaria europea. Carla del Ponte y sus cómplices negaron siempre la solicitud del procesado de que se le permitiera su ingreso en una clínica en Rusia (único país que le podía ofrecer seguridad) para tratar su enfermedad. No puede extrañar, por tanto, el fatal desenlace de Milosevic.

La autopsia dirá que murió de “parada cardiorrespiratoria”, pero para cualquier espíritu crítico nunca podrá ser interpretada como muerte natural. Ha sido una muerte buscada y provocada contra quien había puesto en ridículo, llevando su propia defensa, al Tribunal Internacional del odio contra el pueblo serbio.

El único crimen que cometió Milosevic fue defender la unidad nacional yugoslava y el original modelo socialista que caracterizó a aquel país durante las décadas de la guerra fría, cuando formó el frente de los países no alineados. Milosevic tuvo que luchar contra todos desde que alcanzó el poder en 1989: separatistas bosnios y croatas, la narcoguerrilla albanokosovar, la criminal agresión militar de la OTAN y, finalmente, el golpe de Estado que montó la CIA a base de talonario, lo que le sacó del poder en el año 2000, poco antes de ser entregado a las garras de los carceleros de La Haya.

El juicio tocaba a su fin y se sabía que iba a ser muy difícil que pudieran probar las mentiras e infamias que la Del Ponte y sus amos de Washington habían construido contra Milosevic en ese nuevo Nüremberg siniestro montado en La Haya.

Descanse en paz, Presidente Milosevic. Vd. ya ha conseguido la libertad. Ahora sólo queda esperar que el tribunal de la Historia se encargue de juzgar a sus carceleros.

Fdo.: Secretariado Nacional del MSR


ANTERIOR SUBIR SIGUIENTE

Retorno a la página índice