Movimiento Social Republicano    

Movimento Sociale Repubblicano      

Mouvement Social Républicain  

Republikanische Gesellschaftliche Bewegung  

Republican Social Movement

I CONGRESO NACIONAL DEL

MOVIMIENTO SOCIAL REPUBLICANO

Barcelona, 16 de julio de 2000

DECLARACION POLITICA

Los compromisarios del Movimiento Social Republicano, reunidos en Barcelona con ocasión de la celebración del I Congreso Nacional, quieren hacer llegar a los militantes y simpatizantes del Partido, a todos los socialpatriotas y a la opinión pública en general, la siguiente declaración:

Asistimos a una ofensiva internacional del capitalismo, en su versión neoliberal, sin precedente en la historia. Los poderes financieros y oligárquicos extienden sus redes de poder por todo el planeta en un proceso de acumulación capitalista que está provocando auténticas catástrofes sociales, hambrunas, desastres ecológicos, migraciones masivas de poblaciones, conflictos armados, ataques a las identidades culturales de los pueblos, pérdida de soberanía de los estados nacionales y, en general, el retroceso progresivo en las conquistas sociales de los trabajadores y las clases más desfavorecidas.

Este proceso, determinado por las formas de producción masiva del capitalismo avanzado y por el desarrollo tecnológico, se manifiesta claramente por tres fenómenos:

  • la Globalización y liberación de los mercados acompañados de políticas de privatizaciones y fusiones masivas dentro de una permanente desvalorización del papel del Estado y los servicios públicos;
  • la Fractura Norte-Sur, que ensancha progresivamente las diferencias entre países ricos y pobres, con los efectos por todos conocidos de pobreza, deterioro del Medio Ambiente, migraciones masivas de poblaciones al borde de la desesperación y la condena de dos terceras partes de la humanidad al subdesarrollo permanente;
  • y, por último, el denominado "Nuevo Orden Mundial", materializado en la acción imperialista de los Estados Unidos de América coordinado con las instituciones internacionales que consagran el dominio capitalista del mundo (ONU, FMI, BM, OTAN, etc.), un auténtico aparato de coacción militar, social, cultural y mediático, que no duda en intervenir contra aquellas naciones y pueblos que muestran su oposición al proceso globalizador, y cuya misión no es otra que la imposición de una dictadura ideológica a nivel mundial: la del pensamiento único, elaborado y dictado desde los poderes económicos.

España no es ajena a este proceso destructivo. Instalada entre los países desarrollados pero con un Estado débil, una desvertebración social aguda e inmersa en un asfixiante ambiente de decadencia ética, cultural y nacional, sufre las terribles consecuencias de las contradicciones que genera la dinámica del expansionismo capitalista en su camino hacia la construcción del mercado mundial.

Estas consecuencias están provocando dolor y sufrimiento en nuestro pueblo. Asistimos a la agresión permanente de nacionalismos secesionistas con sus secuelas de terrorismo y discriminación, cuyo objetivo último no es otro que la destrucción del Estado Nacional eliminando potenciales resistencias al proceso globalizador; asistimos a la implantación progresiva de una capitalismo salvaje de políticas de ajuste, salarios bajos, despidos libres y destrucción de la cobertura social del Estado; asistimos a un enfermizo y perverso proceso de aculturación y destrucción de valores que viene acompañado por una estimulación permanente al consumo hedonista, el gusto por la frivolidad, lo trivial y lo extraño a nuestra tradición e idiosincrasia; y soportamos un sistema político corrupto, oligárquico, partitocrático, cuya característica principal es la ausencia del pueblo en la toma de decisiones políticas, entronizado por un anacronismo insultante: la monarquía surgida de la Restauración de 1978.

Conscientes de la situación histórica que vivimos, que pone en grave peligro la existencia de España como Nación, que debilita cada día más al Estado, que cede nuestra soberanía a poderes económicos incontrolados, que hace de la democracia y la libertad una parodia burlesca, y que condena a los trabajadores y sectores productivos a un sistema de explotación próximo al esclavismo, el Movimiento Social Republicano llama a todos los españoles a la Movilización Total, a levantar alrededor nuestro un movimiento de oposición que frene la diabólica dinámica que el neoliberalismo ha puesto en marcha y que beneficia, única y exclusivamente, a los poderosos, a los detentadores de los grandes capitales, a sus gestores políticos y a sus mercenarios culturales y mediáticos.

Ante la titánica lucha que asoma el horizonte de nuestro futuro como pueblo y como Nación, el MSR levanta la bandera de la rebelión de los hombres libres frente a la nueva esclavitud y llama a todos los compatriotas a luchar por aquellas palabras que siempre han movido a los pueblos: la Nación, la Justicia, la Libertad, la Dignidad, la Cultura y la Conquista del Futuro.

Por España, la República y el Socialismo.


ANTERIOR SUBIR SIGUIENTE