Boletín electrónico de la
Unión Sindical de Trabajadores
Núm. 3, junio de 2004


España se sitúa a la cola de la UE en gasto público en educación. España va como quería el PP.

Si la inversión en educación es un seguro para la futura prosperidad de un país, España no está cuidando su bonanza para los próximos años.

Junto a Grecia, Luxemburgo, Eslovaquia, República Checa, Irlanda, se sitúa en el grupo de países que invierten menos del 4,45% del producto interior bruto (PIB), mientras que la media de los 25, según los últimos datos de Eurostat (la oficina estadística europea), está en el 4,93%.

A la cabeza del gasto en educación se sitúan Dinamarca (8,38%) y Suecia (7,32%). Letonia, con un 6,39%, es el país de los 10 nuevos socios que más esfuerzo económico realiza en este campo. En cuanto al nivel de estudios, en los 15 viejos socios, el 64,6% de la población de entre 25 y 64 años ha completado, al menos, la educación secundaria; mientras que esa media se dispara en los 10 nuevos miembros, en los cuales el 81% de la población ha concluido sus estudios medios. En la República Checa y Estonia, ese porcentaje supera el 87%. En la cola se sitúan Portugal (20,6%), España (41,6%) e Italia (44,3%).

La mayoría de los europeos que decide realizar estudios universitarios se inclina por las Ciencias Sociales, Económicas, Empresariales y Derecho. Estas ramas presentan porcentajes más altos que las ingenierías y las ciencias en todos los países de la UE, salvo en Finlandia, donde el 25,9% de los estudiantes optan por la ingeniería, la rama más solicitada.

El Pais


CCOO: en España un millón de trabajadores están en fraude de ley. Algo tendrá que ver CCOO

La secretaria general de Empleo de CCOO, Dolores Liceras, consideró hoy "muy positivo" el fallo del Supremo que obliga a una empresa a hacer fija a una trabajadora eventual que encadenó contratos temporales y recordó que alrededor de un millón de personas se encuentra en la misma situación de "fraude de ley".

En declaraciones a EFE, Liceras dijo que no es "novedosa" la sentencia divulgada ayer, que considera improcedente el despido de una empleada de limpieza que encadenó un contrato temporal y otro de obra para desempeñar la misma actividad durante más de seis meses en un año.

Según Liceras, en España hay muchas empresas que entienden que pueden hacer un contrato temporal "porque sí, cuando la legislación dice que sólo se puede hacer cuando existe una causa dentro de la actividad productiva de la empresa".

Estos casos están "bien tasados" y se circunscriben a puntas de producción sobrevenidas o a prestar un servicio que no tienen planificado y que no superen los seis meses en un año, explicó.

"Desgraciadamente", se lamentó, un número importante de empresas no respetan la ley, a lo que hay que sumar que la Inspección de Trabajo "no hace un control exhaustivo de esos incumplimientos y esos fraudes de ley".

Preguntada por cómo se podría solucionar la situación "irregular" del cerca de millón de personas que encadena contratos temporales, Liceras respondió que corresponde a las autoridades públicas, a través de la Inspección de Trabajo actuar, ya que si los trabajadores denuncian pierden su puesto.

En su opinión, es "muy fácil de hacer", sólo se necesita ver el registro de contratos del INEM, identificar a las empresas que utilizan distintas modalidades contractuales para mantener en plantilla a una persona a la que no le cambian la función y pasar esa información a la Inspección de Trabajo.

Al respecto, Dolores Liceras destacó que a la Administración también le "interesa" reducir la tasa de temporalidad, por lo que le instó a ser "vigilante" del cumplimiento de la ley laboral, igual que lo hace en materia tributaria o de cotizaciones sociales

Efe


Abrir el e-mail del trabajador sin autorización judicial es delito. Ya lo sabéis, compañeros, ni una cesión al patrón.

La tesis que mantiene la Asociación de Internautas se ha visto refrendada quedando patente incluso que cabría la posibilidad de que la interceptación o apertura de correos, violando el derecho al secreto de las comunicaciones del trabajador podría ser constitutivo de un delito tipificado en el art 197 del Código Penal.

El magistrado del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín afirmó que."El hecho de que un ciudadano esté trabajando dentro de una empresa, sujeto por una relación laboral no le priva de sus derechos fundamentales". Además aclaro que sobre la posibilidad de que el empresario establezca mecanismos de control del correo electrónico de los trabajadores ."El artículo 197 (del Código Penal) se le puede aplicar perfectamente como pongan en marcha medidas subrepticias de apoderamiento de mensajes de correo electrónico e interceptación de las telecomunicaciones"... para concluir que. "...no se pueden desarrollar técnicas de control o vigilancia externa que, sustituyendo al antiguo vigilante, la instalación de estos circuitos no podrían realizarse sin el conocimiento y el consentimiento pactado de la parte laboral".

La AI entiende que sólo se podría entrar en el correo de un trabajador cuando existan indicios razonables de delito, exista la proporcionalidad necesaria entre el posible delito y la medida tomada, la idoneidad al no existir otro medio para el esclarecimiento del delito y se realizara con el consentimiento del trabajador ante la presencia de un representante o persona designada por este, tal y como establece el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 18 cuando habla de la intimidad del trabajador.


El fenómeno es atribuible a la falta de sistemas de conciliación de la vida familiar y profesional

El sector privado expulsa a las mujeres del mercado laboral a partir de los 28 años. Luego nos extrañamos de la baja natalidad

A partir de los 28 años, el porcentaje de mujeres ocupadas en el sector privado cae de forma brusca y continuada, según un informe de Manpower. Esta situación —que no se da en los hombres— se debe a la dificultad que encuentran las mujeres para conciliar su papel de madre con mantener un puesto de trabajo.

Las mujeres son expulsadas del mercado laboral a partir de los 27 o 28 años, según un estudio de Manpower dirigido por el catedrático de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona Josep Oliver. El estudio demuestra que actualmente el grupo de edad donde se concentran más mujeres ocupadas es el de la franja de entre 25 y 29 años. A partir de esa edad, que coincide con el inicio de la maternidad para muchas mujeres, el porcentaje de empleo femenino sobre el total desciende de manera brusca y continuada. Estas cifras contrastan con las de los hombres, donde el mayor número de ocupados se encuentra en una franja de edad más amplia, la que va de los 25 a los 39 años. Los datos corresponden sólo a empleo en el sector privado.

Según Oliver, los datos reflejan la dificultad de las mujeres para conciliar la vida laboral y la familiar. En el estudio se destaca que "tener hijos es uno de los aspectos que explican que la mujer salga del mercado de trabajo, a la vez que, mientras más hijos tenga, más difícil será su permanencia". Sobre las causas del fenómeno, el informe señala que "la información disponible no es capaz de discernir si se debe a las dificultades de las mujeres con hijos, o si por el contrario es la selección adversa de las empresas la que excluye a las madres de estos empleos".

Para corregir estas desviaciones del mercado laboral, Oliver considera necesario fomentar los contratos de trabajo a tiempo parcial y la modificación de los horarios laborales para hacerlos compatibles con la familia. "Necesitamos que se funcione con horarios más modernos y más ágiles, porque veo muy difícil a corto plazo que los hombres modifiquen sus comportamientos", se lamentó Oliver.

Por otra parte, desde 1980 las mujeres han contribuido con fuerza al incremento del mercado laboral. De los 4,7 millones de nuevos puestos de trabajo creados, el 63,5% han sido ocupados por mujeres. Esta situación también ha provocado que la tasa de actividad de las mujeres haya pasado del 32,5% en 1980 al 55,5% en el 2003, siempre según datos de la EPA. El estudio señala como una de las principales razones de la entrada de la mujer en el mercado laboral la caída de los salarios masculinos por la entrada de trabajadores jóvenes procedentes del "baby boom" del periodo 1955-1975. Esto generó la necesidad de contar con dos sueldos en el hogar. Este aumento se sustentó también en factores culturales y de modernización de la economía.

Buena parte del crecimiento del número de ocupadas se debe a la pujanza del sector público, que desde la década de 1980 ha absorbido nueva contratación. Ello explica también por qué la mayor parte de la ocupación se concentra en la franja de edad que va de los 40 a los 44 años. Esta concentración se debe también al mejor trato de la administración pública a las madres.

Según el estudio, el 23,4% de las mujeres empleadas en el sector público afirman ser las sustentadoras del hogar. Este porcentaje cae hasta el 17,1% en el caso de las ocupadas en empresas privadas.

La Vanguardia


Sáenz aboga por "desmontar" el Estado de bienestar en poco tiempo. La UST aboga por desmontar su bienestar con buenas expropiaciones.

Alfredo Sáenz, vicepresidente segundo y consejero delegado del grupo Santander, el primer banco español, aseguró en Bilbao que es imprescindible "desmontar el wellfare" (Estado de bienestar) europeo y recalcó que "no tenemos demasiado tiempo para hacerlo".

Sáenz participó en un almuerzo, invitado por el Club Financiero, en el que explicó su visión sobre la situación económica en el mundo, en España y en el mercado bancario. El primer ejecutivo del SCH insistió en que "el crecimiento económico a largo plazo y la competitividad están íntimamente ligados a las mejoras estructurales de los mercados de trabajo y financieros; a los niveles de impuestos y a las prácticas regulatorias. Es decir", señaló, "o mejoramos estructuralmente nuestros mercados laborales y financieros, y acomodamos nuestros niveles impositivos a los de aquellos países que nos van a hacer la competencia, y acomodamos nuestra práctica regulatoria a conceptos mucho más liberales, o realmente vamos a tener en un problema. El wellfare", reiteró, "hay que desmontarlo y no tenemos demasiado tiempo para hacerlo. Es un mensaje que para mí es clarísimo, pero os aseguro que hay una tremenda preocupación en Europa. No tenemos quince años para hacerlo".

Sáenz, a preguntas de los invitados, insistió en que el crecimiento económico está unido a "las reformas laborales y eso significa seguridad social, subsidios, horas trabajadas, subsidio de desempleo, movilidad... No es posible pensar que el wellfare europeo pueda continuar, mucho menos después de la entrada de los 10 nuevos miembros en la UE", recalcó.

El consejero delegado del Santander señaló que en un mundo globalizado "no se pueden ignorar las posibilidades de trasladar la producción (o los servicios) a países emergentes", que es "donde están las oportunidades" y recordó que los costes laborales en Brasil son una décima parte que en los países más desarrollados. Mostró su preocupación por la evolución del mercado del petróleo, ya que el 80% de la producción está en manos de países "políticamente inestables", lo que provoca que "el cóctel sea explosivo", afirmó.

El Pais


Para contactar con nosotros, escriba a la dirección: redacciontde@telefonica.net

Anterior       Siguiente

Retorno a la página índice