Boletín electrónico de la
Unión Sindical de Trabajadores
Núm. 2, mayo de 2004


Unos 300.000 menores sufren la explotación laboral en España

Unos 300.000 niños sufren explotación laboral en España, donde Andalucía "parece que presenta una situación más grave que otras comunidades autónomas", según informó la secretaría general de Marcha Global y presidenta de Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria (Ideas), Carola Reintjes.

Reintjes explicó que aunque Marcha Global pretende elaborar próximamente un informe sobre la explotación laboral en España, éstas son las cifras que baraja en la actualidad, donde la vulneración de los derechos de la infancia sería más preocupante en sectores como "la agricultura y negocios domésticos, como la zapatería y la carpintería". Según aseguró, "muchos de los menores inmigrantes" que viven en España 'sin papeles' sufren este tipo de explotación, una situación "muy similar a lo que ocurre en Estados Unidos en el sector agrícola".

En todo el mundo son 246 millones de niños los que padecen explotación laboral, es decir, uno de cada seis menores, con especial importancia en Asia, África y América Latina. A continuación se situarían Europa -sobre todo la zona de Europa del Este y la franja del Mediterráneo- y, por último, Estados Unidos, donde la explotación se centra en zonas de cultivos agrícolas. No obstante, Reintjes aclaró que el tipo de explotación laboral es diferente según el continente, ya que "en Asia padecen sobre todo la prostitución y en África el caso más lamentable es el de los niños soldados", si bien aseguró que "la huella que deja en los menores en su salud física, psíquica y moral es igual de grave" en todos los casos.

Reintjes criticó que "siempre que hablamos de explotación de menores pensamos en otros países, pero también ocurre en zonas desarrolladas y no muy remotas", por lo que tachó de "inaceptable e inadmisible que esta situación siga presente el siglo XXI". Precisamente, la Marcha Global ha participado los días 9 y 10 de mayo en Florencia en el I Congreso Mundial de Menores sobre Explotación Laboral de la Infancia, donde han sido los propios niños quienes "han realizado un llamamiento duro a los organismos nacionales e internacionales para que cumplan los acuerdos internacionales en pro de los derechos de la infancia".

En este encuentro han participado más de 100 niños de Asia, Africa y Sudamérica víctimas de este tipo de explotación y 55 delegaciones de todos los continentes con el objetivo de discutir y dar respuestas a este problema.

Europa Press


España está a la cola de la UE en derechos sociales

Vivienda, cooperación y precariedad laboral son los principales problemas

 España está a la cola de la Unión Europea en la prestación de servicios sociales. Así se desprende de un informe del Comité Económico y Social, dependiente de la ONU, que insta al Gobierno a iniciar planes para erradicar los grandes problemas de la sociedad española: vivienda, precariedad laboral, derechos de los colectivos desfavorecidos, aumento de la pobreza y ayuda al tercer mundo.

El texto de la ONU ha sido emitido tras los dos informes presentados por el anterior Gobierno del PP y por el Observatorio de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC), formado por diversas ONG y sindicatos, en los que cada una de las partes daba su visión del estado de la sociedad española.

 POBREZA

 Los problemas no sólo son de los inmigrantes. "El 18% de la población española vive por debajo del umbral de la pobreza", dijo la directora del Observatorio DESC, Lourdes Ríos. En eso influye también la precariedad: un tercio de los contratos son temporales y el índice de siniestrabilidad laboral es el mayor de Europa. La ONU también reclama planes para fomentar la igualdad de sexos en el trabajo y para reducir los casos de violencia doméstica.

El Periódico


Ha pasado de ser una autonomía rica a ser la que menos ha crecido en la última década

Asturias: no a la muerte dulce

 La siderúrgica Aceralia, filial de la europea Arcelor, recortará en Asturias 1.750 empleos en tres años. La química norteamericana Du Pont cerrará este mes una de las cuatro factorías que tiene en Tamón.

Asturias ha sido la autonomía que menos ha crecido en la última década. La minería está en proceso de liquidación, la construcción naval es simbólica, el sector lácteo y la pesca han sido castigados por la integración europea. ¿Qué está pasando?

Unos dicen que la cultura de la subvención ha arraigado una fuerza sólo comparable las tribus navajas, donde la gente tiene la vida resuelta y el que no quiere vivir del trapicheo, emigra. Otros dicen que esto es una barbaridad y que se está abriendo paso una nueva Asturias con empresas innovadoras y volcadas a la exportación con éxito y ponen como ejemplo Reny Picot, la empresa láctea de Francisco Rodríguez que parece haber encontrado el camino del éxito.

En lo que hay unanimidad es que Asturias ha pasado de ser una de las autonomías más ricas de España a una de las más pobres. La causa está en el hundimento de la industria tradicional (siderurgia, minería, construcción naval, unida a la pesca y el campo), que está siendo sustituida por nuevas actividades a las que les está costando trabajo cuajar. Un parto doloroso, en la medida en que el viejo modelo industrial no acaba de desaparecer y sigue pesando sobre la nueva Asturias como una losa.

Los datos son contundentes. En los años 50 la economía asturiana representaba el 4% del PIB español y ahora apenas llega al 2%. Desde la incorporación a la Unión Europea en 1985 su retroceso ha sido imparable. Su PIB per capita representa el 85% de la media nacional. Su índice de inactividad es uno de los más elevados.

En esta región con menos de un millón de habitantes, uno de cada cuatro asturianos está prejubilado. Es la autonomía con la tasa de natalidad más baja de España, un dato preocupante si se tiene en cuenta que nuestro país tiene el nivel de nacimientos más bajo del mundo. A este envejecimiento ha contribuido el hecho de que ha pasado de ser una región receptora de emigrantes a convertirse en una autonomía cuyos habitantes emigran. De hecho, su nivel de paro juvenil, junto a Andalucía, se encuentra entre los más elevados.

 Realidad dual

 La verdad es que mientras el sector industrial ha perdido ha perdido ocho puntos desde la incorporación a la UE, el sector servicios ha incrementado su actividad más de un 41% en el mismo periodo y da empleo al 60% de los ocupados. Desde hace 3 años se presentan a la convocatoria anual de 50 plazas en prácticas de Aceralia más de 9.000 técnicos cualificados, lo que indica un salto cualitativo en la formación.

A la hora de hacer un diagnóstico de la situación merece la pena recordar la respuesta que el profesor Andrés Saborit daba a José Ortega y Gasset en 1915 cuando éste le interrogaba sobre el significado de la palabra Asturias: "Hay muchas Asturias, no sólo la de Oviedo,... hay muchísimas más".

Como explica Emiliano Baldiviano, economista de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (SADEI), "la situación actual tiene una explicación histórica. Responde a un proceso de reconversión muy largo en el tiempo, de más de quince años, que ha provocado una dualidad en la sociedad. Coexisten un grupo elevado de personas con prejubilaciones muy bien negociadas, lo que ha provocado un nivel de renta disponible muy superior a lo que es habitual en una región en crisis, junto a un elevado número de jóvenes y mujeres con salarios bajos, empleo precario y tasas de desempleo elevadas".

Esta dualidad del mercado laboral explica peculiaridades como su elevado nivel de consumo. Las tres ciudades más importantes, Oviedo, Gijón y Avilés tienen una de las concentraciones de grandes superficies más elevadas de España y la vivienda se ha disparado.

Pero además, esta situación, como explica el profesor Álvaro Cuervo, ha dificultado el cambio cultural que representa el difícil abandono de los hábitos de empresa pública, basada en el proteccionismo estatal, hacia una economía de libre empresa basada en la competencia.

Como puntualiza Jesús Arango, presidente de la comisión de Economía del Consejo Económico y Social y profesor de la Universidad de Oviedo, la fuerte presencia de grandes empresas con trabajadores con empleo estable dificultó la aparición de pymes, que son el motor de desarrollo de otras regiones como Catalunya y las que tienen vocación exportadora.

 Lastre cultural

 Un directivo de Aceralia, que ha preferido mantenerse en el anonimato, explica que esta traba cultural se aprecia con mayor claridad en las zonas industriales porque se transmite no solo de padres a hijos, sino desde los propios dirigentes. Incluso advierte que la actitud de los sindicatos no ha favorecido que Asturias se haya convertido en una región atractiva para la inversión.

Esta situación fue denunciada públicamente por el secretario general de CC.OO., José María Fidalgo, cuando criticó que el elevado gasto social ha provocado una muerte dulce de la sociedad. "Asturias es el botón de muestra del excesivo gasto en política social. El futuro de la región no se arregla así, sino generando empleo más productivo".

Las críticas iban dirigidas al presupuesto elaborado por el presidente del principado, Vicente Álvarez Areces, que incrementó el gasto social un 65% disminuyendo un 25% la inversión en carreteras.

 Inyección de dinero público

 El análisis de la economía asturiana pone de manifiesto que la crisis de las grandes empresas ha tocado fondo, y, aunque se ha producido un trasvase del empleo del sector industrial a los servicios, todo parece indicar que las empresas de la nueva economía no acaban de tener suficiente fuerza de arrastre.

Es significativo el resumen de la situación realizado por Jesús Arango sobre el informe elaborado por la Comisión Europea tras analizar las políticas de incentivo regional. Según se afirma, la autonomía presenta signos favorables como son su entorno natural y existe un consenso en adecuar la preservación del medio ambiente y la planificación regional. En segundo lugar, la tradición productiva, que en principio podría facilitar la adaptación de las cualificaciones profesionales y el aprovechamientos de los incentivos existentes para la innovación y la modernización de la economía. En tercer lugar, el potencial endógeno de la economía asturiana, cuyo efecto puede verse beneficiado por nuevas actividades productivas. Por último hace hincapié en la mejora de infraestructuras, en las que hay que hacer un esfuerzo adicional (acabar la autovía del Cantábrico, etc.) una empresa que se ve dificultada por su peculiar orografía.

También hay que mejorar el deterioro ambiental. Modernizar la base industrial y fomentar la formación para readaptar la mano de obra a las nuevas necesidades económicas.

Si tomamos como referencia a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), desde 1999 tiene en marcha un plan de reindustrialización de las zonas afectadas por la reconversión industrial de los años 70 y 80 a través de sus empresas Infoinvest y Sepides. El programa se inauguró con el Parque Empresarial del Principado de Asturias, que nació con el objetivo de activar el tejido empresarial en las zonas más castigadas por el declive industrial. Comenzaron limpiando la zona y acabaron creando parques empresariales en colaboración con las autoridades locales. En Avilés se invirtieron 116 millones y en la primera fase se han instalado 70 empresas que dan empleo a 600 personas y se han vendido 24 naves.

Además, Sepi ha colaborado con otras actuaciones sectoriales como la Fundación para el Desarrollo de la Formación en las zonas mineras del carbón creada en el marco del Plan 1998–2005. Su aportación anual se eleva a 30 millones de euros, lo que ha permitido la adjudicación de 27.000 becas hasta el año pasado por un importe de 112,5 millones.

Pero estos programas no están funcionando como debieran por el "desencuentro" entre unos y otros.

La Vanguardia


El Gobierno subirá el salario mínimo a 490 euros en el mes de julio. Seguimos lejos de la media europea.

 Martes 18 mayo 2004 - 16h38

 MADRID (AFP) - El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, anunció este martes que el salario mínimo interprofesional subirá hasta los 490 euros mensuales el próximo 1 de julio, un incremento del 6,6% con el cual recuperará el poder adquisitivo perdido desde el año 1997. El programa electoral del PSOE promete llegar a los 600 euros al final de la legislatura.

Caldera compareció por primera vez ante la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales del Congreso de los Diputados, donde defendió que esta medida "era necesaria por razones de justicia social" y que con ella se recupera e incluso se mejora el poder adquisitivo perdido en las dos últimas legislaturas de gobierno del PP.

Asimismo, reafirmó el compromiso del PSOE de elevar las pensiones mínimas un 26% en esta legislatura, aunque admitió que la subida real, excluyendo las estimaciones sobre el crecimiento de la inflación, será cercano al 17%.

Por otro lado, dijo que el Gobierno revisará la ordenación jurídica de la contratación para reducir la precariedad laboral y apeló en todo momento al diálogo con los agentes sociales.


Para contactar con nosotros, escriba a la dirección: redacciontde@telefonica.net

Anterior       Siguiente

Retorno a la página índice